batman: the animated series

Batman - The Animated Series

desde hacía tiempo estaba con la necedad de enviarle a @rotch todos los capítulos de batman: the animated series, la que a mi juicio –y el de varios más, pues– es la mejor encarnación de batman. parte noir, parte superhéroes, summa de la mitología del hombre murciélago, the animated series tiene una técnica de trazo y animación soberbia y un inusual esmero en la identidad visual: desde el llamado dark deco que alimentaron vigorosamente  hasta las title cards que usaban, siempre refiriendo y homenajeando al cine noir clásico. el caso es que, finalmente, lo estoy haciendo, y wetransfer nos sirve como la ya acostumbrada mula de tráfico entre méxico y estados unidos, en este caso, de cine y televisión. la subida se tardará algo, pero allí va; iré poniendo aquí los links a cada paquete, que contiene aproximadamente ocho episodios. dense prisa para bajarlos: caducarán en unos días.

en fin. disfruten. 

batman: the animated series, capítulos 01-08 · descarga · vence el tres de septiembre

batman: the animated series, capítulos 09-16 · descarga · vence el tres de septiembre

batman: the animated series, capítulos 17-24 · descarga · vence el cuatro de septiembre

batman: the animated series, capítulos 25-32 · descarga · vence el cuatro de septiembre

batman: the animated series, capítulos 33-40 · descarga · vence el cuatro de septiembre

batman: the animated series, capítulos 41-48 · descarga · vence el cuatro de septiembre

batman: the animated series, capítulos 49-56 · descarga · vence el cinq de septiembre

batman: the animated series, capítulos 57-64 · descarga · vence el cinq de septiembre

batman: the animated series, capítulos 65-72 · descarga · vence el cinq de septiembre

batman: the animated series, capítulos 73-80 · descarga · vence el cinq de septiembre

nota: el siguiente paquete contiene batman: the animated series, episodios 81-85 y the new batman adventures, episodios 01, 02 y 03. a partir de aquí, la serie cambió de nombre y de diseño, pero eso no implicó una disminución en la calidad. por si gustan, acá la lista de episodios de the animated series y acá la de the new batman adventures.

batman: the animated series, capítulos 81-85; the new batman adventures, capítulos 01-03 · descarga · vence el cinq de septiembre

the new batman adventures, capítulos 04-11 · descarga · vence el seis de septiembre

the new batman adventures, capítulos 12-19 · descarga · vence el seis de septiembre

the new batman adventures, capítulos 20-24 · descarga · vence el seis de septiembre

 

 

 

 

 

 

 

2014: lo que cazarrecompensas espaciales, mutantes milagrosos y un súper soldado nos dijeron acerca del blockbuster

00997_guardiansvintage

 

 

en 2014 se estrenaron, en total, cinco películas de superhéroes basadas en comics y producidas por grandes estudios. a saber: the amazing spider-man 2, guardians of the galaxy, captain america 2: the winter soldier, x-men: days of future pastteenage mutant ninja turtles. excluyo a sin city: a dame to kill for, big hero six, 300: el nacimiento de un imperio, a transformers y a robocop porque, sea por una cosa o por otra, no se ajustan a la definición más aceptada de “película de superhéroes”, aunque todos sus personajes cuenten con cómics publicados. ¿qué pasó, entonces, con las cinco grandes películas superheroicas de este año? desgloso:

uno) lo evidente: todas fueron éxitos de taquilla. incluso la muy deficiente teenage mutant ninja turtles (tmnt de aquí en adelante, para abreviar) duplicó su inversión en apenas dos semanas –algo que a pacific rim, por ejemplo, un blockbuster muy superior, le costó mucho más trabajo–. las otras, como es natural, salieron más o menos sobradas, excepción hecha de guardians of the galaxy, que tiene relativamente poco tiempo de haberse estrenado y que sigue en cartelera. de allí en fuera, las otras rozaron o superaron los 700 millones de dólares de ingresos. en el rubro económico, el género superheroico goza de salud –aunque no es una salud inquebrantable, ni está exenta de fallos.

dos) este fue un buen año para el cine de superhéroes. (para el cine en general, pues.) cierto: the amazing spider-man 2 y tmnt fueron películas con problemas, y captain america 2 fue una mediocridad alabada por la crítica gringa sin muchos argumentos para hacerlo. pero days of future past y guardians of the galaxy fueron interesantes exponentes del superhéroe cinematográfico. la primera es más, digamos, convencional; no hay un gran aporte al género ni una visión peculiar que no se hubiera visto en, por ejemplo, first class. pero fue una cinta bien actuada, bien escrita y bien filmada; tiene una imaginación particular que, sin desmarcarse de las convenciones, al menos las sortea con destreza; técnicamente está bien pensada y posee varios rasgos distintivos que la llenan de interés. la segunda, en cambio, es quizá la más rica de todas las cintas de superhéroes del año; su imaginería visual (más cercana a las películas espaciales ochenteras derivadas de star wars y al camp sesentero del que barbarella es buen exponente) resulta refrescante, y parece dar una buena señal: se mira a sí misma con ironía, se divierte con el material que tiene entre manos; sabe reírse de ella y de las convenciones del género. la elección de james gunn como director fue un inesperado acierto, y la noticia de la existencia del laboratorio de guionistas de marvel studios es también interesante. cierto: al cine de marvel studios le urge desprenderse del molde narrativo que han mostrado en todas sus películas, y que al menos a mí me comienza a fastidiar en grados importantes, pero esta película fue la muestra de que quizá estén dispuestos a hacerlo, aunque sea de manera paulatina. me da comezón que hayan despedido a edgar wright del proyecto de ant-man, puesto que ese sí es un director visionario, uno de los pequeños genios del cine contemporáneo, pero nada está perdido: el director que lo reemplazó, peyton reed, es un tipo solvente que ha entregado buenas películas.

tres) los universos superheroicos siguen en expansión. con la llegada de la nueva serie de flash, la renovación de arrow, la siguiente temporada de agents of s.h.i.e.l.d. y el anuncio de la nueva serie de daredevil para netflix (sin contar las películas superheroicas de los próximos años: batman v. superman, avengers 2, ant-man y demás etcéteras), creo que estamos presenciando una forma de entretenimiento distinto, más envolvente y quizá más acorde con los tiempos. los universos cinematográficos parecen haber vuelto un poco al viejo modelo del serial, con películas interconectadas entre sí, casi secuenciales, y con series de televisión apoyando o dando trasfondo a esos seriales cinematográficos. en las manos adecuadas, esto puede ser una herramienta interesante. a mi juicio, y pese a todo, marvel studios es quien mejor ha sabido aprovechar el modelo (a fin de cuentas, ellos casi lo “inventaron”): están dispuestos a equivocarse, al prueba y error, a contratar a jóvenes talentos para desarrollar nuevos tratamientos. no es poca cosa: incluso si el género superheroico nos es ajeno como espectadores, el trabajo de marvel studios fogueando a nuevos directores y guionistas podría redundar, con el tiempo, en guionistas y directores con mayor experiencia en los grandes presupuestos, mayor destreza técnica, mayores habilidades narrativas. en mi caso, como espectador y crítico, me parece un momento lleno de interés, un instante coyuntural en la industria hollywoodense.

cuatro) cierto: no todas estas películas son buenas. pero creo que parte del trabajo del crítico y del espectador disciplinado es, justamente, soplarse estas películas deficientes en pos de construir un panorama. hoy en día, lo que está sucediendo en el hollywood de los grandes presupuestos es, a nivel producción y creatividad, igual de interesante que lo que se puede ver en el “cine de arte” o en casi cualquier otro cine. nada hay carente de interés: nomás gente que no tiene ganas de interesarse. ~

ps. escribí en letras libres de varias de las películas de superhéroes del año. acá: guardians of the galaxy, x-men: days of future past, the amazing spider-man 2 y captain america 2: the winter soldier. otros buenos textos sobre blockbusters publicados allí fueron los de alonso ruvalcaba sobre dawn of the planet of the apes, daniel krauze sobre godzilla y andrés paniagua sobre edge of tomorrow. sobre el estado actual del blockbuster escribí también en tierra adentro esto; sobre el asunto también escribieron tres críticos de the dissolve: david ehrlich, quien dijo que “la película de verano como la conocemos está muerta”, matt singer, quien habló de cómo se ha expandido el significado del término blockbuster, y scott tobias, quien habló de cómo es necesario ver los blockbusters antes de descalificarlos a priori –sorprendente que se tenga que estar diciendo esto a estas alturas del poema.

the hound of the baskervilles (1959)

Sin nombre

 

qué cosa tan impresionante the hound of the baskervilles: desde su guion, perfecto y redondo, sin fisuras, hasta sus actuaciones, a medio camino entre el teatro y el cine y, quizá por ello, particularmente elocuentes. ver a peter cushing y a christopher lee juntos siempre es buena cosa –el segundo tan joven y ya tan alto e imponente–. empero, lo que más me entusiasmó fue su cinematografía: sin miedo al expresionismo (ese color verde que se observa en el still donde watson y holmes están parados juntos, por ejemplo, o un momento en el que unos sabuesos parecen salir de una habitación iluminada con una encendida luz roja), capaz de aventarse encuadres tan hermosos como aquel otro donde se ve una silueta sobre unas ruinas –esa silueta pertenece, naturalmente, a sherlock holmes. es una pena que cushing no haya personificado a holmes en otro film de la hammer –lo hizo en una serie de la que desafortunadamente no sobrevivieron todos los episodios, y en the masks of death, una película que presenta a un holmes anciano.

rise of the planet of the apes: tres apuntes

nota: a manera de previa de dawn of the planet of the apes, volví a ver rise of the planet of the apes, la primera película de esta serie de precuelas. en mi memoria era muy buena; me gusta descubrir que la cinta es mejor que el recuerdo de la cinta. estas son tres apuntes que tomé mientras veía la película.

uno. esta correspondencia visual (o rima, según se quiera):

vlcsnap-2014-07-31-planet01

 

dos. este momento en el que el hombre se funde con su animalidad –y el animal es uno con su humanidad:

vlcsnap-2014-07-31-19h27m28s56

tres. manos, manos, manos: la mano extendida es –según caroline, la novia de will– una forma de “pedir permiso” en el lenguaje de los simios. una y otra vez vemos cómo el vínculo que une a césar con will y su padre es primordialmente táctil; una y otra vez hay manos, apretones, roces. (uno particularmente triste: césar acomodando el tenedor en la mano del padre de will, quien sufre alzheimer.) el último que se dan –en la jaula de césar, séptima imagen de esta serie– es tristísimo: césar está ya cargado de odio y dolor y resentimiento, y está decidido a buscar su libertad y la de sus compañeros simios.

vlcsnap-2014-07-31-19h25m00s101vlcsnap-2014-07-31-19h34m49s108vlcsnap-2014-07-31-19h35m00s219vlcsnap-2014-07-31-19h39m16s227vlcsnap-2014-07-31-19h44m26s235vlcsnap-2014-07-31-19h44m33s60vlcsnap-2014-07-31-19h46m33s240vlcsnap-2014-07-31-19h48m15s237vlcsnap-2014-07-31-19h47m17s169

etc.

sherlock holmes y el curioso caso de las huellas dactilares

vlcsnap-2014-06-12-10h55m58s195

sherlock holmes and the case of the silk stocking es una pequeña película británica de 2004. la produjo la bbc antes de la renovada fiebre sherlockiana generada por sherlock holmes de ritchie y sherlock de moffat, y aunque tiene un par de elementos curiosos (que es una de las primeras películas de michael fassbender, por ejemplo, quien además interpreta dos papeles), no es particularmente memorable para quien no muestre mayor interés en completar la filmografía sherlockiana. en este mismo tenor, sin embargo, hay algo destacable: el uso que hace de las huellas digitales. (si les interesa, la película completa está en youtube: clic.)

me explico: aunque se han escrito (¿decenas de? ¿cientos de?) libros en torno a las aportaciones que hizo conan doyle –vía sherlock holmes– a la ciencia forense, hay un elemento moderno en el que el autor no hizo mucho énfasi: las huellas digitales. cierto es que las menciona de pasada en algunos relatos, pero yo no recuerdo, así a botepronto, uno en el que hayan resultado cruciales. (hay un caso, la aventura del constructor de norwood, en la que se mencionan, pero quien hace uso de ellas es, curiosamente, el criminal.) quizá la razón radique en que sherlock holmes pierde mucho de su atractivo –sus extraordinarios poderes de deducción y observación, sin ir más lejos– si se le hace dependiente de los avances científicos.

sin embargo, en the case of silk stocking –basada en un guion original, o sea, una historia no canónica– las huellas digitales son vitales para la resolución del caso. la historia va más o menos así: una serie de asesinatos de doncellas de la alta sociedad trae vueltos locos a los padres de la alcurnia londinenses. naturalmente, se recurre a sherlock holmes para resolver el caso, quien descubre que el asesino es el mayordomo. al tomarle las huellas digitales –una cosa impensable en una historia de conan doyle–, descubren que sus huellas no coinciden con las de la escena del crimen. el resto de la cinta es básicamente el devanar de los sesos de sherlock holmes, quien sencillamente tarda mucho en entender que no hay uno sino dos mayordomos: el criminal tiene un gemelo con el que actúa en conjunto. así, echarle el guante el tipo indicado –ratificado mediante las huellas digitales– se vuelve una cuestión central.

nada de esto me pareció extraño a la hora de ver la película. no fue sino hasta que leí este párrafo en conan doyle, detective1 que pude hacer un rastreo –involuntario– del origen de la trama de the case of the silk stocking. el libro dice así:

en el campo de la ficción, el asunto de las huellas dactilares fue el que sirvió de inspiración a mark twain a la hora de escribir wilson, el chiflado, donde, gracias a ellas, se logra establecerla identidad de dos gemelos […] a conan doyle no dejó de llamarle la atención semejante idea […] «sherlock holmes -declaraba al indianapolis journal (16 de octubre de 1894)- nunca habría perdido un caso por semejante circunstancia.»

y, ahora, la sinopsi abreviada de wilson, el chiflado (tomada de la página de tusquets):

[…] narra la historia de dos niños, uno negro y el otro blanco, nacidos de diferentes madres, una esclava y la otra ama, en la misma casa y el mismo día. los dos son aparentemente blancos y se parecen hasta el punto de confundirse. no obstante, desde la cuna les espera a cada uno un destino opuesto. un día, la madre negra intercambia su hijo con el de la madre blanca: el negro se convertirá en amo y el blanco en esclavo… de revelar, al fin, la verdadera identidad de cada uno se encargará wilson, el hombrecillo llegado del norte, a quien todos, en dawnson’s landing, consideran poco más que un chiflado y que se dedica a tomar huellas dactilares de todos los habitantes de aquel remoto pueblo del mississipi.

lo que me llama la atención del asunto es el claro eco de la trama de twain en la de the case of the silk stocking: una reminiscencia que, además, termina por contradecir al menos parcialmente la declaración del creador de sherlock holmes. nadie, ni conan doyle, sabe para quién escribe.

1 un interesante pero irregular libro de peter costello, cuya versión en español puede descargarse gratis en .pdf de aquí.

feliz cumpleaños, conan doyle: cinco visiones no canónicas de sherlock holmes

sabiduriamuertos_gr

hoy hace ciento cincuenta y cinco años nació arthur conan doyle. entre varias otras cosas, como médico y criminólogo, doyle fue escritor y creó a sherlock holmes. su holmes original, aunque al alcance de la mano, se pierde ya entre la bruma de cientos de adaptaciones. así es como el trabajo de doyle permanece hoy entre nosotros: en forma de revisiones, pastiches, homenajes; el mismo doyle ha sido transformado en objeto ficcional y ha protagonizado al menos dos novelas–la lista de los siete y los seis mesías, ambas de mark frost– y aparecido como personaje en otras —sherlock holmes y la sabiduría de los muertos, de rodolfo martínez, sin ir más lejos. conan doyle creó a sherlock holmes y lo repudió, pero la inmortalidad no habría llegado a doyle sin sherlock holmes. así, este es un festejo de doyle, pero también de su mayor personaje: cinco visiones del famoso detective que no salieron de la mente de su menos famoso creador.

1-2) elemental, querido chaplin, de rafael marín/sherlock holmes y la sabiduría de los muertos, de rodolfo martínez

el punto más alto de la oleada pastichera española fue también el primero. si bien martínez ya había dado la campanada con la primera versión de la sabiduría de los muertos (que data de 1995), no es sino hasta que aparece elemental, querido chaplin de rafael marín (a mediados de la década de los dosmiles) y la segunda edición de la sabiduría que el pastiche holmesiano español toma forma. sherlock holmes y la sabiduría de los muertos fue revisada y corregida (que buena falta le hacía), además de ligeramente adaptada para embonar con elemental, querido chaplin. ambas historias son inteligentes divertimentos que hurgan, continuidad retroactiva mediante, en los entresijos que dejó conan doyle en las aventuras del detective original, haciendo añadidos de interés (martínez sitúa a holmes en medio de una intriga lovecraftiana, una idea cuyo germen seguramente está en la saga de solar pons de august derleth, mientras que marín introduce a ¡charles chaplin! como uno de los irregulares de baker street). el resultado es entretenidísimo; aunque martínez no es lo que uno llamaría un escritor dotado, su prosa queda enmascarada bajo la voz del watson de los manuscritos de doyle, lo que la dota de un pretexto perfecto y de un camuflaje ideal donde ocultar sus carencias. marín, por otro lado, es bastante mejor escritor (aunque no quiere decir que sea uno particularmente bueno), y su trama está armada con simpatía y gusto por la recreación. ambas deben leerse, preferentemente, de un tirón (son breves, por otro lado, así que no hay mayor problema) y una tras otra. aunque martínez1 prosiguió los experimentos narrativos con holmes, marín la dejó allí y quizá fue lo mejor: estas dos novelas permanecen como una muestra del buen momento que vivió la revisión holmesiana en el fantástico español de mediados de la década pasada.

3) la solución final, de michael chabon

no representa ninguna sorpresa decir que michael chabon es de los grandes prosistas contemporáneos de la lengua inglesa: wonder boys, the yiddish policemen union y, principalmente, the amazing adventures of kavalier & clay son muestras de una inteligencia narrativa inusual en la que lo mismo conviven la cultura popular (con la mezcla de géneros que esto conlleva: del cómic a la ciencia ficción a la novela sobre el bloqueo creativo, de ida y vuelta) y la historia del nueva york judío (y sus zonas aledañas) que una prosa impecable y cultísima. la solución final es la visita que chabon hace al viejo detective de conan doyle –aunque nunca lo llama por su nombre, queda clarísimo para quien haya leído los originales de doyle: un anciano apicultor de 89 años que vive en la campiña inglesa durante el final de la segunda guerra mundial 2. este es quizá es el holmes más fuera de forma que podamos ver en la literatura: cansado, viejo, resignado a morir pero con ciertos vestigios de sus asombrosas capacidades deductivas. el caso que mueve al libro –los motivos detrás del exilio de un pequeño niño judío que carga con un loro al hombro todo el tiempo– no se resuelve, y el final deja una sensación de incertidumbre en la que se adivina detrás la mano del exterminio judío.

4) sherlock, de moffat y gatiss (bbc, 2010-)

sherlock holmes ha corrido con irregular suerte en el cine: las películas con basil rathbone son apenas cumplidoras, y fuera de una excelente adaptación de el sabueso de los baskerville, es poco lo que se puede decir del personaje cinematográfico. pero sherlock, de moffat (el tipo que ya había revitalizado doctor jekyll y míster hyde con la miniserie jekyll), es una reinterpretación vigorosa y atrevida: ubicando a holmes en la contemporaneidad, los casos originales son revisados por un guion que le da una puesta al día a los elementos originales. irene adler, charles august milverton y moriarty son algunos de los personajes que revisa y actualiza –aunque otros secundarios, como la señora hudson y mary morstan, también son dotados de trasfondos ausentes en el original, lo que los dota de un interés que antes no poseían–. lo principal: es endiabladamente divertida, aunque cinematográficamente decaiga por momentos –sus secuencias de acción no son muy logradas, por ejemplo, y tiene un estilo un poco verboso, tanto en diálogos como en edición, que puede no gustar mucho a quienes sean fans de la economía fílmica–. ah, y benedict cumberbatch y martin freeman (holmes y watson, respectivamente) encarnan con aplomo la vieja tradición inglesa del detective y su ayudante.

5) a study in emerald, de neil gaiman

neil gaiman, ni qué decirlo, es un erudito de la ficción clásica inglesa. acaso el segundo más importante de estos días3: su sandman lo comprueba, y el resto de sus trabajos no van a la zaga en este aspecto. a study in emerald, su revisión torcida del mito sherlockiano, es uno de sus más finos desplantes: una versión “al revés” de la historia mil veces contada, en la que los héroes no son holmes y watson sino moriarty y moran, y el villano principal es… bueno, la reina de inglaterra poseída por creaturas lovecraftianas. vale la pena conseguir el .pdf original, bellamente ilustrado como si fuera una publicación de la época victoriana, similar a lo que hicieron alan moore y kevin o’neill con los anuncios de la liga de los caballeros extraordinarios.

bola extra: aetheric mechanics, de warren ellis

aunque enlazar este cómic en cbr para que lo leyera todo el mundo (durante la existencia de índice, un blog que manteníamos @todoestademoda, @ja_saldanha, @alonruvalcaba y yo en milenio) me causó un regaño en tuiter de parte del mismo warren ellis (el autor, gulp, de planetary y the authority —un resumen más o menos preciso del caso lo hizo @padaguan aquí), no hay que ser injustos: aetheric mechanics es una obra espléndidamente escrita y dibujada, una reinterpretación en clave steampunk delirante del mito sherlockiano a manos de un autor que, como varios de los autores ingleses de comics, guarda respeto y cariño por la creación más famosa de conan doyle.

solo cabría agregar que la lista de trabajos holmesianos es abundantísima, y que esta lista omite muchos de ellos –algunos tremendamente populares, como las cintas de rathbone o las de guy ritchie/robert downey jr., estas últimas de una mediocridad apabullante. en cómic es posible encontrar algunas cosas, aunque la mayoría no logran pasar de la medianía —victorian undead, por ejemplo, o the case of the missing martian; aún no he tenido chance de leer el trabajo de leah moore, la hija de alan moore, en su sherlock holmes–, pero es en la literatura, su medio original, donde holmes ha encontrado mayor resonancia: pienso en houdini y sherlock holmes, de daniel stashower, la saga infantil de the enola holmes mysteries, la hermana de sherlock holmes o en la serie de libros dedicada a los irregulares de baker street, o en el memorable cuento the ultimate crime, de isaac asimov… la lista podría continuar por páginas enteras. la obra de doyle, cierto, tiene algunas limitantes –como toda obra, vaya–, pero es difícil negar su condición de potente gatillo de la imaginación. ~

1 martínez continuaría por la ruta del pastiche holmesiano durante tres novelas más con resultados irregulares, doblando más y más las posibilidades del personaje para introducir personajes históricos y ficticios: supermán, indiana jones, john f. kennedy… sus desvaríos desembocaron de forma natural e irremediable en despropósitos del tamaño de sherlock holmes y los zombis de camford, una novela mediocrísima de alberto lópez aroca que no recomendaría a nadie por nada del mundo.

2 baring-gould, “biógrafo” de holmes –y el mismo y ya citado rodolfo martínez– han establecido que probablemente la miel de abeja haya sido la razón por la que holmes viviera tanto tiempo: esto ha funcionado para todos aquellos pasticheros que desean meter a holmes en aventuras demasiado fuera de época de forma justificada.

3 ¿a estas alturas y después de toda la liga de los caballeros extraordinarios alguien puede negar la erudición y el oficio de alan moore? no creo. en su mente habita toda la ficción; alan moore es de esas extrañas e inusuales figuras que aparecen de vez en vez y que dan la impresión de haber leído todo y, además, de haberlo entendido y estar dispuestos a aportar su pequeño granito de arena al universo de la ficción. la imaginación de la liga –en la que todo cabe, como ha evidenciado la forma en que se ha expandido su universo a lo largo de más de diez años–, como la de tlon, üqbar, orbius tertius, consume la realidad a tal grado que, después de un tiempo, el mundo será el de la liga de los caballeros extraordinarios. alan moore y su genio bien podrían ser una creación de borges que cobró vida.

david bordwell y la teoría del autor

25dargis_CA0-articleLarge

david bordwell habla, en el primer capítulo de el cine clásico de hollywood, de las varias formas en que el cine hollywoodense ha sido percibido a lo largo del tiempo y a lo ancho de la teoría cinematográfica. bordwell admite que no estamos acostumbrados “a llamar a los productos de la cultura norteamericana de masas ‘clásicos’ en ningún sentido”, y para ir a contracorriente de esa idea comienza citando a bazin, quien declaró que “hacia 1939, la cinematografía de hollywood había adquirido todas las características del arte clásico”. esta cita es muy interesante: bazin fue uno de los críticos que influyeron en la generación de cahiers du cinéma, creadores de, todos recordarán, la teoría del auteur*. no obstante, y aunque bazin concordaba en que las películas debían mostrar la visión personal de sus creadores –específicamente, del director–, también consideraba que la grandeza de hollywood no radicaba tanto en sus autores sino en su condición de sistema de creación. dice bazin en la politique des auteurs, citado por bordwell:

“lo que hace que hollywood sea mucho mejor que cualquier otro sistema no es sólo la calidad de ciertos directores sino también la vitalidad y, en cierto sentido, la excelencia de una tradición… el cine norteamericano es un arte clásico, pero, entonces, ¿por qué no admirarlo en su faceta más admirable, es decir, no sólo el talento de éste o aquel realizador, sino el genio del sistema, la riqueza de su siempre pujante tradición y su fertilidad cuando entra en contacto con nuevos elementos?

bordwell adelanta tras esa cita que ni el sistema anula la creación individual, ni sucede tampoco lo contrario: es el sistema el que sostiene esa creación individual al tiempo que se nutre de ella –y la creación individual se nutre, a su vez, del sistema. es una relación simbiótica en la que ambos organismos –el de hollywood como sistema y el del auteur como pieza más importante de la creación– no se contradicen sino que se complementan.

sirva esto para que, cuando se piense en cintas de autores destacados del mainstream gringo, no se omita el hecho de que esas películas son posibles gracias al sistema en el que están inmersas; ninguna obra es una isla, ciertamente, pero acaso el sistema hollywoodense sea un apretado archipiélago con mayor comunicación que otros. ~

ps.: las citas son de el cine clásico de hollywood. si quieren el libro, lo subí a mi scribd en .pdf: clic.

*adenda: alonso me manda una nota que aclara este punto mucho mejor:

en realidad no es que los chavos de cahiers hayan “creado” una “teoría del autor” sino que “propusieron” una “política de autores”; o sea, algo como “en esta revista adoptamos como política la de leer el texto cinematográfico como obra de sus autores” y también: “adoptamos la política de que los autores son reconocibles en los textos cinematográficos”. luego, cuando se pusieron a hacer películas, truffaut, rohmer y godard siguieron con la “política”, o sea, dejar su huella (de estilo y de tema) en la película. lo importante es que aún no era “teoría”. eso pasó con el tiempo. ya cuando llegó a estados unidos andrew sarris la modificó: ‘notes on the auteur theory‘. en la nueva film comment hay un texto que trata en parte el asunto: critical condition.