cq | seek you

en “cq” (roman coppola, 2001), la gente está constantemente dividida. sea entre sus actuales novias…

vlcsnap-2013-05-22-01h04m13s76
vlcsnap-2013-05-22-01h02m51s14

o las chicas que quieren que sean sus novias…

vlcsnap-2013-05-22-01h10m10s80vlcsnap-2013-05-22-01h10m27s2

sea entre ellos y unos hermanos imaginarios…

vlcsnap-2013-05-22-05h52m59s7vlcsnap-2013-05-22-05h52m51s170

o entre ellos mismos, divividos en su mismitud…

vlcsnap-2013-05-22-01h06m38s4

el caso es que nada se resuelve hasta que se atreven a mirarse de frente y abrazar la división.

vlcsnap-2013-05-22-06h17m34s104

the social network: fuera de foco

vlcsnap-2013-05-12-13h38m01s251

hay una línea en “el principito”, de saint-exupéry –la única que recuerdo de ese librito– que dice algo así como que lo esencial es invisible a los ojos.  no sé si sea cierto y ni siquiera si estoy de acuerdo, pero también se dice que el diablo está en los detalles y eso ya me parece más sensato. en la misma línea de pensamiento, cosas suceden –en la vida diaria y en las películas– sin que nos demos cuenta: sea porque estamos inmersos en nuestras nimiedades o porque simplemente somos cortos de miras. pocos ejemplos de esto más concretos que lo que sucede, fuera de foco, en the social network (fincher, 2010).

pensemos, por ejemplo, en el mark que se acerca a la cámara mientras corre. si no fuimos atentos a la secuencia anterior, perderemos tiempo buscándolo:

vlcsnap-2013-05-12-20h45m15s238

vlcsnap-2013-05-12-20h45m25s88

vlcsnap-2013-05-12-20h45m33s174

el momento en el que eduardo saverin –interpretado aquí por un sensible andrew garfield– escribe el algoritmo para facemash también demuestra que algo está pasando detrás: es el velocista del diálogo, mark zuckerberg, quien no le quita la vista de encima:

vlcsnap-2013-05-12-20h51m06s147

vlcsnap-2013-05-12-20h51m18s12

vlcsnap-2013-05-12-20h51m27s103

(en este último still, jesse eisenberg muestra un fascinante rostro de ebriedad o de idiotez o sobrecogimiento.)

amy, la muchacha que entra a bañarse después de coger con un desconocido –que no es otro que sean parker interpretado por justin timberlake–, también corre desde fuera de foco –en la regadera– hasta estar dentro de foco –en la puerta del baño–. quizás aquí la profundidad de campo y la premura con que hace su entrada al foco de la cámara –engañada por una falsa alarma de parker– nos ayude a dimensionar el asombro de parker al conocer thefacebook.com:

 vlcsnap-2013-05-12-21h59m10s60

vlcsnap-2013-05-12-21h59m15s98

vlcsnap-2013-05-12-21h59m20s156

vlcsnap-2013-05-12-21h59m24s198

el momento más desenfocado de la película –donde casi todo desaparece en una escena al aire libre– es la de la carrera de los gemelos winklevoss, que funciona también como una alegoría de la derrota que sufrirán en manos de mark zuckerberg:

vlcsnap-2013-05-12-23h16m05s117

vlcsnap-2013-05-12-23h16m24s60

el arrogante mark zuckerberg entra y sale de foco –y expulsa y regresa del mismo foco al abogado que lo acusa– en esta conversación:

vlcsnap-2013-05-12-23h18m39s129 vlcsnap-2013-05-12-23h18m44s186 vlcsnap-2013-05-12-23h18m50s238 vlcsnap-2013-05-12-23h18m59s76

la decisión de eduardo de cancelar las cuentas que financiaban a facebook, después de enterarse que sean parker ha estado metiendo mano en las decisiones de negocios de la compañía, se acerca a nosotros gradualmente, como amy saliendo del baño:

vlcsnap-2013-05-12-20h32m34s213

vlcsnap-2013-05-12-20h32m42s122

vlcsnap-2013-05-12-20h33m02s73

y, justo después de eso, durante una discusión con un mark furioso por la imprevista desaparición del capital que sostenía a su compañía, la novia de eduardo incendia su cama sin que él se percate:

vlcsnap-2013-05-12-20h39m23s23

del otro lado del teléfono, en california, mark continúa la riña, aunque todo el mundo detrás de él festeja el nuevo acuerdo comercial que le da medio millón de dólares a facebook:

vlcsnap-2013-05-12-20h41m19s170

el logo de facebook que, naturalmente, no podría aparecer por vario motivo legal, también está desenfocado, pero perfectamente reconocible:

vlcsnap-2013-05-12-23h08m20s82

el último mark zuckerberg que vemos –al que le acaban de decir que no es un pendejo, sino que nomás se está esforzando demasiado en serlo–, es uno cuyo entorno inmediato no existe: está borroso, lejano, es apenas una mancha; mark zuckerberg no pertenece al mundo del todo porque el mundo le es mayormente ajeno. cómo no, si te convertiste en el más joven millonario del planeta, pero te quedaste sin un solo amigo en el proceso…

vlcsnap-2013-05-12-23h14m36s36

…y no te diste cuenta porque eso sucedió, sí, fuera de foco.

atrapados en la estafa

entre las varias virtudes a destacar de ocean’s eleven –la saga completa, pues, la que abarca a los doce y trece de danny ocean–, encuentro una fascinante: el motif del encierro. una y otra vez es posible ver a los personajes desde varios ángulos o situaciones que nos dejan ver que están encerrados. digamos, por ejemplo: don cheadle explica a sus cómplices por qué no se puede hacer tal cosa. ellos, amenazadoramente o no, lo encierran:

vlcsnap-2013-05-05-19h51m12s175

luego: george clooney, eu, que interpreta a danny ocean, se echa un güisquito con la mujer de sus sueños –es neta, boy george?–, julia roberts haciéndola de julia roberts pero bajo el nombre de tess. de pronto, y sin previo aviso: encerrados:

vlcsnap-2013-05-05-19h44m39s121

ya más avanzadita la peli, los once de ocean le bajan ciento sesenta melones de dólares al odiosito terry benedict –que es, ya lo sabrán, el mismísimo andy garcia–. su rostro refleja algún inicio de estreñimiento y, además, el encierro:

vlcsnap-2013-05-05-21h08m22s114

el pinche benedict, como buen berrinchudo millonetas, no se queda quieto y vuelve, un tiempecito después, a cobrar su varo. reúne a los once de ocean –a los que no les gusta ser llamados así pero no les queda de otra– y exige su lana: tienen una semana para pagarle. existe el encierro y también el conteo: a danny ocean nomás le quedan cinco días, miren:

vlcsnap-2013-05-06-06h35m09s97

(antes de eso está un encierro que también es una asfixia: danny huye en un tren después de recibir la alerta y, bueno, está encerradísimo. tanto, que apenas le vemos un pedacito:

vlcsnap-2013-05-06-01h14m51s245.)

para esto, los once ya son doce pero igual los meten al bote:

vlcsnap-2013-05-06-06h22m57s190

el encierro es tal que hasta los aviones están atrapados:

vlcsnap-2013-05-06-07h04m13s148

•:•:•:•:•

no crean que en la tercera parte se salvan los trece de ocean de estar encerrados: ni madres. ellos y los tristemente implicados en su heist, como el crítico de restaurantes al que envenenan con tal de que reseñe negativamente al hotel de al pacino:

vlcsnap-2013-05-07-00h53m49s53

(es el que está mero al fondo de lo que se ve tras la ventana.)

el sorprendente acróbata yen no se salva de ser encerrado:

vlcsnap-2013-05-07-01h07m18s195

al pacino, que la hace del temible willy banks –que no es otra cosa que su revisión de ricky roma, el cabrón vendedor de glengarry glen ross–, también queda encerradísimo después del robo final:

vlcsnap-2013-05-07-07h40m47s182

miren nomás dónde ponen la cámara para encerrar a rusty, que no es otro que el mesmésemo brad pitt:

vlcsnap-2013-05-07-01h13m03s55

el motif es estético, claro, pero –creo yo– también tiene una función subliminal o de subrayar algún mensaje: en este caso, cierta sensación de peligro innegable, de saber que es posible que a estos weyes los atrapen en cualquier momento. la otra, me atrevo a aventurar, es la de hacer un comentario en general sobre la estafa o el robo: no importa si eres de los malos o los buenos, de los ladrones o de los saqueados: todos estamos encerrados juntos.